La Guinda

La Guinda

lunes, 13 de abril de 2015

Calamares en su tinta


Rico, rico..... ésta receta es de antaño, recuerdo que mi madre cuando yo era pequeña la solía hacer. Tengo casi todas las recetas que mi mami hacía, pero justamente ésta nunca la anoté. Tristemente mi madre es un poco mayor y con un poco de demencia y ultimamente e intentado que me recuerde como hacía éste maravilloso plato y no lo he conseguido, pero siempre tenía fé que un día u otro lo recordase. Así fue como ayer volví a preguntarle y le vino a su mente la chispa y corrí anotarlo, primero me lo dijo de otra manera, como un compuesto pero luego rectificó y me lo explicó tal y como era. Corrí anotarlo y hoy me puse manos a la obra. El resultado final es el que yo esperaba. TAL Y COMO ELLA LO HACÍA. Por eso hoy es un día especial a cuanto se refiere la cocina.
Mi marido me dio el visto bueno, ya que él había probado los que hacia mi madre. Ha sido  toda una exquicitez la degustacion,  ya que mi hijo también quedó maravillado. Fueron besos y abrazos jajaja  y nunca mejor día que  hoy,  ya que es el día de los BESOS.
Vamos con los ingredientes. ¡Ah¡ se me olvidaba, los calamares los he comprado en cinco océanos, una tienda de congelados que hay en Canarias, los compre limpios.

Ingredientes:

1 kilo de calamar
4 sobres de tinta de calamar
harina, y aceite de oliva
un paquete de gambitas congeladas o frescas como quieran
1 huevo guisado
dos cebollas
1 vaso vino blanco
un puñado de pasas (opcional)
un puñado de piñones(opcional)
y los resgos de los calamares

Preparación:
Se pocha la cebolla muy menudita  con un poco de aceite,  se introduce las gambitas enteras, y los resgos de los calamares (yo los he cortado un poco con las tijeras) pasado 10 minutos, cuando pierdan toda el agua, se le mete los piñones, las pasas y el huevo menudito,se reserva.
 
se abre el calamar y se van rellenando. Se traban con un palillo 

 
se pasan por harina y se fríen. Se van colocando en un caldero y se cuela el aceite.


 Se pone el aceite en un caldero pequeño y se le echa el vino blanco con la tinta diluida, se revuelve y se echa por encima de los calamares, dejándolo al fuego unos 10 minutos, la salsa queda un poco espesa y el aceite queda desprendida de la tinta.
yo los serví con unas papas guisadas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario